sábado, 20 de septiembre de 2014

Mi Punto para encontrarte.

1-El sueño
Era de noche, las 3:00 a.m. si mal no recuerdo cuando desperté, después de una pesadilla en la cual había un temblor en la ciudad, el cielo estaba de un color tan negro que no dejaba ver la luz de las estrellas, se oían gritos por cualquier lugar, ambulancias, gente buscando su familia, personas heridas, yo acababa de salir de un edificio en medio de la ciudad  y tú estabas conmigo, al percatarme de lo que sucedía me asuste, pues parecía el día del juicio final ,¡de repente! , El techo de una entrada se desplomo muy cerca de mí, por poco moría. Si tu no me hubieras empujado hubiera salido lastimada, no paraba de llorar del susto, me abrazaste, recuerdo aun tus palabras. “No temas vámonos de aquí, todo estará bien”.
 Corrimos buscando un lugar seguro, el ruido de las ambulancias aturdía mis oídos, los gritos de dolor, de frustración no lo soportaba más -¿Por qué pasa esto? , Tu sonreíste como siempre tu mirada tranquila y llena de brillo, –No te preocupes no te pasara nada estoy contigo, pero ¿adónde iremos? No hay un lugar seguro en toda la ciudad.
De repente aparecimos en medio de la playa te tomaba de la mano pero me soltaste y empezaste a alejarte todo empezó a oscurecerse, comencé a caer hacia la nada, ¡que pasa esperen! Escuchaba noticias cifras de muertos, desaparecidos.
Me desperté de un salto respiraba tan acelerado, lo primero que vi fue mi celular parpadeando, tenía un mensaje tuyo al ver las primeras 3 líneas sentí que el corazón se me paraba. El mensaje decía así:
¿Estás bien? Acaba de a ver un pequeño temblor en la ciudad, estoy en el hospital no te preocupes pero podrías venir lo más pronto posible por favor. Mi casa sufrió unos daños nada grave y solo me lastime un poco pero estoy bien.
Enseguida sin pensarlo te marque.
No podía estar pasando esto,-¿Que paso? ¿Qué tienes?
-No te preocupes son solo unos rasguños estaré bien.
-Okey, entonces porque la urgencia de verme en este momento y a estas horas.
-Te quiero ver por favor no tardes ¿okey?, adiós.
Mi madre entro a mi habitación, -¿Estás bien hija?
-creo que si mamá. La casa tenía unas pocas grietas, no sabía si era por el temblor, o la falta de atención que le prestaba. Le dije a mi mamá que estabas en el hospital, nunca la había oído tan seria solo me respondió,-¿Te marco? , Su reacción me confundió más de lo que estaba,-Si, dijo que fuera lo más rápido que solo eran rasguños nada grave pero quería que fuera ¿Que tonto no?, Ir a estas horas solo por unos rasguños .Mi mamá se dio cuenta de que no me habías dicho todo o más bien nada, hubo un minuto de silencio entre las dos,.-Cámbiate iremos al hospital, Solo me respondió esto terminando con el silencio que en esos momentos invadía mi habitación ,ahora si no tenía idea de lo que pasaba.
Salí de mi casa, subí al carro .Camino al hospital mi mamá y mi papá estaban más callados que incluso cuando reprobaba una materia, -¿Acaso pasa algo? , Mi mamá solo me respondió,-no soy la indicada para decírtelo cariño, cuando lleguemos sabrás. Solo retrocedí a mi asiento y mire por la ventana todo el camino hasta que llegamos al hospital, todo eso me asusto más que incluso mi sueño.

1 comentario:

  1. Yo soy uno de los tantos, que quiere que sigas subiendo tu libro.

    ResponderEliminar